DIY: costumiza una lápara y unos cojines con pompones

Me encantan las lámparas de papel (en este caso de Ikea) porque tienen multitud de opciones para costumizarlas y hacerlas propias.  Antes de pasar a mi DIY os dejo unos cuantos ejemplos que he encontrado y me encantaría hacerlos todos!

Fuente de imágenes: Pinterest

Mi opción para costumizar esta lámpara es utilizar unos pompones de felpa. Yo he utilizado unos de color azul porque estoy en proceso de cambio de decoración en mi cuarto en el que voy a utilizar este color y ya de paso que estamos costumizaré también unos cojines de color blanco de la misma manera.

Materiales:

  • Lámpara de papel. He utilizado ésta de Ikea.
  • Cojines. He utilizado éstos de color blanco de Ikea porque parece como si ya tuviesen una funda blanca, al tacto no es como si fuese solamente el relleno, así cuando me canse le quito los pompones y le puedo buscar una funda.
  • Pompones de felpa. Me costó encontrarlos pero finalmente los compré en un bazar chino, pero por internet hay muchas variedades.
  • Pistola de silicona y silicona.

1. materiales lampara

2. materiales cojines

Paso a paso

El proceso es muy sencillo. Con cuidado aplicamos silicona en el pompón y luego lo pegamos sobre la superficie de la lámpara o del cojín.

3. proceso lámpara

4. proceso lámpara 2

5. proceso lámpara abierta

6. proceso cojines

8. fin cojines

Para la lámpara yo comencé pegando los pompones con la lámpara plegada y posteriormente la abrí para ir viendo los huecos que me quedaban y ser capaz de aprovechar los pompones que tenía porque estaba viendo que no me iban a llegar para los cojines.

Al final para los cojines me quedaron pocos pompones y hay más huecos entre ellos pero a mí me gusta como ha quedado el resultado de las dos cosas. ¿A vosotros?

Anuncios

DIY: costumiza una chaqueta vaquera

Ahora que el denim está por todas partes he querido hacer este DIY no sólo para costumizar una chaqueta que puede ser igual a cualquier otra que encuentres en cualquier tienda si no también para personalizarla con mi nombre. Dulceida tiene una que pone “Coachella”, yo tendré una que ponga “Anis” (JI!). Mi chaqueta es de hace dos temporadas (mas o menos) de Pull&Bear y creo que si la dejase así de sosa no me la pondría más y de esta menera al menos este verano le sacaré un poco de partido.

Es un DIY muy sencillo, perfecto para estrenar la sección del blog. Lo bonito de esto es que al escribir una palabra estás utilizando tu propia caligrafía y no hay nada más personal que eso. Además ahora está muy de moda el lettering (aunque lo que yo he hecho no es lettering) y la caligrafía manual 🙂

MATERIALES:

  • la prenda de ropa que queramos
  • un tira de lentejuelas (yo las compré en Tiger)
  • pegamento para textiles (lo encontráis en cualquier papelería)
  • una tiza
  • una cinta métrica o regla
  • unas tijeras

1. materiales

Paso a paso:

1. Extendemos la prenda y marcamos con la tiza las guías de la palabra. Yo decidí que de alto mediría 5 cm.

2. medidas

2. Dibujamos la palabra. Si hacéis varias líneas aseguraros que las definitivas se vea bien para que después no os confundáis. (Creo que el pegamento mientras está húmedo se puede eliminar pero es un poco cochinada).

3. dibujar en tiza

3. Aplica el pegamento siguiendo la línea. El modo de aplicación de mi pegamento dice que hay que aplicarlo sobre las dos superficies y dejarlo secar durante 2-5 min. Yo lo apliqué sólo sobre la chaqueta y casi no lo dejé secar porque soy muy ansiosa pero funcionó bien igual. Mirad bien el modo de uno del pegamento y decidid como os va mejor a vosotros.

4. aplicar pegamento

4. Coloca la tira de lentejuelas sobre el pegamento con cuidado. Como yo no lo dejé secar antes casi gorroneo toda la chaqueta porque tocaba el pegamento húmedo sin querer. De esta forma tienes que ser muy cuidadoso al ir colocando la tira.

5. colocar lentejuelas

5. Cortamos el sobrante ¡y listo! Al cortar asegúrate de pegar bien los hilos sueltos para no perder ninguna lentejuela por el camino.

6. lentejuelas colocadas

Lo podemos dejar así o seguir pegándole cosas, que cada uno lo haga a su gusto. Yo para animar un poco la parte delantera también le puse unas tiras en los bolsillos siguiendo el mismo proceso: pegamento, dejar secar un poco, colocar lentejuelas y cortar sobrante.

7. aplicaciones por delante

8. delante colocadas

9. detalle bolsillo delantero

 

Favoritos de Mayo

Aquí vienen mis favoritos del mes de Mayo ¿un pelín tarde? Puede, pero me gustan esto tipo de posts en los blogs y sobre todo si son favoritos random que me sirven para descubrir cosas nuevas.

La dinámica de este tipo de posts en mi blog voy a ser la siguiente: haré una lista de los favoritos de cada mes que serán cosas random (como a mí me gusta) y que nada tengan que ver entre ellas como por ejemplo, objetos, momentos, ropa, yo que sé… y a mayores siempre habrá cuatro favoritos que serán: un mueble o un edificio (diseño o arquitectura), una canción, una película y una persona. La persona se supone que será una persona importante dentro de la historia del diseño sobre todo o del cine y durante el mes siguiente le dedicaré un post para conocerlo mejor. ¿Os parece interesante? Espero que si.

¡Empezamos!

  1. El Bullet Journal. ¡Menudo descubrimiento! De verdad, me esta sirviendo muchísimo para organizarme y para hacerme sentir productiva. Por si no sabéis lo que es, un bullet journal es una agenda hecha por ti a tu medida y que responde a tus propias necesidades, para crear tu bullet journal sólo necesitas una libreta en blanco y un bolígrafo, a partir de ahí es todo cosa tuya. En esta página explica perfectamente el método y si buceas por internet encontrarás mil ideas. Bullet Journal
  2.  Concierto Manuel Carrasco.  El 21 de Mayo fui con mi madre a Santiago al único concierto de la gira que ha dado en Galicia (hasta ahora) y lo pasamos genial, yo lo disfruté muchísimo. Fuimos hace dos años al anterior que dio en Coruña y lo recuerdo con muchísimo cariño porque me ayudó en el momento personal por el que estaba pasando. Concierto Manuel Carrasco
  3. Terminar el curso me ha dado una satisfacción tremenda. No sólo por el hecho de terminarlo en sí, como me pasaba antes, si no que este año he sentido que he crecido y me he superado a mí misma. Este curso me ha hecho ver que realmente he encontrado mi camino y estoy muy feliz por ello.
  4. Mis nuevas adquisiciones cinéfilas: La Novia y Macbeth. Tenía muchas ganas de hacerme con ellas para mi videoteca porque sobre todo a la primera le tengo un cariño especial, y además hoy que estoy escribiendo este post es el aniversario de Federico García Lorca; y la segunda es una barbaridad visual que me apetecía tener en mi casa para verla tranquila y con buena calidad de imagen. Películas_ la novia y macbeth
  5. Mueble: Masters Chair. Esta silla es un diseño de Philippe Stark en colaboración con Eugeni Quitllet. Es una única pieza de polipropileno en la que se averiguan las siluetas de tres importantes sillas de la historia del diseño: la Serie 7 chair de Arne Jacobsen, la Tulip Armchair de Eearo Saarinen y la Eiffel chair de Charles Eames. En homenaje a estos maestros del diseño crearon la maravillosa Masters Chair. La venden en KartellMueble_ Masters Chair
  6. Canción: Can’t stop the feeling – Justin Timberlake. Es la canción de la película de animación “Trolls” que se estrenará este año. Me levanta el ánimo en cualquier momento y me pone a bailar como los personajes de su videoclip!!http://www.youtube.com/watch?v=ru0K8uYEZWw
  7. Película: Atrápame si puedes (Steven Spielberg, 2002). En Mayo vi muy pocas películas y esta fue mi favorita. No la había visto y me gustó muchísimo. Además me viene genial porque hay una curiosidad y es que el personaje de Leonardo DiCaprio viaja con la compañía TWA y aparece como escenario de la palícula la terminal TWA del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuyo arquitecto es Eero Saarinen (uno de los “masters” de la silla anterior). Película_ atrápame si puedes
  8. Persona: Eero Saarinen (1910-1961). Arquitecto y diseñador estadounidense de origen finlandés. Después de todo lo que os he contado no podía ser otro. Este mes habrá un post hablando de él y de su obra. [Fuente de imagen]  Persona_ Eero Saarinen

Welcome to Madriz

Desde el primer momento en el que supimos que íbamos a ir a Madrid tuvimos clara una cosa, y era que teníamos que ir al restaurante StreetXO de David Muñoz (AKA Dabiz Muñoz si eres guay como él). A Martín le encanta la comida, la gastronomía y todo este mundo así que ya conocía David Muñoz, yo también lo conocía pero por ser el marido de la Pedroche lo cual me daba bastante igual, y por el diseño de su restaurante DiverXO, pero nada más (y nada menos). El único chef venerado por mí es Jordi Cruz y punto en boca (ojalá ir a su restaurante algún día, ojalá ser rica entonces). ¿Que por qué entonces teníamos tan claro que queríamos ir a uno de sus restaurantes? pues porque hacía poco habían emitido un documental sobre él, sus inicios y sus restaurantes y estábamos bastante flipados con su concepto de cocina, sobre todo en StreetXO, así que el día que tuvimos libre para allí que nos fuimos.

Martes 19 de Abril, no sabéis como llovía ese día en Madrid. Le debió parecer al tiempo que siendo gallegos no sabíamos lo que es que caiga agua del cielo y nos lo quería demostrar, no lo sé. De esa inclemencia meteorológica lo único que saqué en claro es que los madrileños no saben llevar paraguas, lo siento pero es verdad.

Camino al barrio de Salamanca nos fuimos con nuestro paraguas rojo y como somos de ciudad pequeña decidimos ir andando y recorrernos la calle Serrano de arriba para abajo haciendo tiempo… recordad que estaba lloviendo pero nosotros que somos gallegos sabemos taparnos y no nos mojamos demasiado, todo hay que decirlo.

El restaurante está en la calle Serrano, 42 en la planta gourmet  de el Corte Inglés, no tiene pérdida porque según entras en el Corte a la derecha hay unos ascensores donde está todo señalizado. Supuestamente abría a las 14:00 y a la 13:05 ya estábamos allí, en teoría debes ir una hora antes porque no hay reservas, tu llegas y haces cola para entrar (esta vez era martes y no había mucha gente en la cola pero no sé como sera un fin de semana porque sí que es verdad que después aquello se empezó a llenar muchísimo).

Lo de la cola no es tan malo como parece porque en seguida sale un camarero ofreciéndote algo de beber y recomendándote que pruebes un cóctel. Pruébalo. En serio. Si no sabes cual pedir dile que te sugiera alguno y él intentará averiguar cual es el cóctel perfecto para ti. A mi me trajo una especie de mojito (simplemente porque tenía mucho hielo) afrutado con piña asada, cincuenta cosas más y ron pero sólo me acuerdo de esos dos ingredientes porque… ¡piña asada! estaba buenísimo. A Martín le trajo un gin tonic con mango y no sé que más (es que en serio, llevan muchas cosas, el camarero te las dice pero es imposible retenerlo todo) a mi el gin tonic no me emociona demasiado así que no os puedo dar mi opinión pero os aseguro que conmigo acertó de pleno.

bebidas

Aquí ya estábamos sentados en la barra intentando elegir la comida

Una vez que entras lo suyo sería que tuvieses sitio para sentarte en la barra, para ello debes ser de los primeros en la cola, aunque creo que hay bastantes sitios en la barra porque es grande. ¿Por qué en la barra? Porque ves todo lo que está sucediendo en la cocina, ya que la barra rodea los fogones.

entrada

La entrada del local. Flipante.

Pides de la carta que se compone de más o menos catorce platos. Nosotros pedimos cuatro platos, que para dos personas la cantidad es perfecta. Su concepto de cocina es recrear esos mercadillos asiáticos de comida callejera que puedas comer con la mano y en pocos bocados. La idea es que siempre tengas comida delante para ir probando los diferentes sabores.

Esta es la carta  que había cuando fuimos nosotros, la van cambiando y actualizando pero no sé cada cuanto tiempo. La foto original no es mía, la encontré aquí, pero la he retocado y he señalado los platos que comimos.

carta

El ambiente dentro es espectacular: la música, los colores, los olores… Es una experiencia brutal, recomendada para todo el mundo. Yo soy bastante delicada y especialita para la comida, me gustan según que cosas… pero allí me encantó todo, son sensaciones en boca totalmente distintas a lo que había probado antes y os aseguro que había ingredientes que en mi vida normal no como, o en cualquier otra situación no comería, pero mereció la pena. Es un sitio al que hay que ir si vas a Madrid. Y lo mejor es la relación calidad-cantidad-precio, porque teniendo en cuenta el tipo de restaurante que es, el precio es muy bueno.

Os dejo fotos del local y de nuestra comida. Espero que os guste y os entren ganas de ir. Merece la pena. ¡Nosotros repetiremos sin duda!

general

El ambiente es espectacular

preparando dumpins

Cocineros preparando Dumpling Pekinés en la propia barra

just cook it

“Just cook it!”

dumplin pekines

Dumpling Pekinés

sandwich club

Sandwich Club

ancas de rana

Curri-Pesto-Clorofila y ancas de rana

salmonete

Salmonete de roca “frito al revés”